.-La Secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, anunció que se instalará una mesa de diálogo para atender las demandas laborales del magisterio tamaulipeco.

Por: Martín Juárez Torres.

Reynosa, Tamaulipas, 18 de septiembre de 2023. Después de tres semanas de paro y plantón de miles de maestros que exigían la destitución de la titular de la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), Lucía Aimé Castillo Pastor, se logró un acuerdo entre el gobierno federal, el gobierno estatal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para reanudar las clases presenciales en el estado.

La Secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján, informó a través de su cuenta “X” que sostuvo una reunión exitosa con el gobernador de Tamaulipas, el Dr. Américo Villarreal; el Secretario General de la Sección 30 del SNTE en Tamaulipas, Arnulfo Rodríguez Treviño; la Secretaria de Educación Pública, Leticia Ramírez Amaya y el dirigente nacional del SNTE, Alfonso Cepeda.

“Acordamos que se hablará con los maestros para que a partir del miércoles se instale una mesa que atienda sus demandas laborales y, al mismo tiempo, se puedan reiniciar clases. Estamos convencidos que el diálogo es la mejor forma de solucionar los conflictos”, escribió Alcalde Luján en su red social.

Con este anuncio, se espera que se levante el plantón de maestros que desde el pasado 12 de septiembre se instaló frente al Palacio de Gobierno en Ciudad Victoria, así como la toma de las oficinas centrales y regionales de la SET.

Asimismo, se prevé que más de 600 mil estudiantes de nivel básico puedan volver a las aulas este próximo miércoles 20 de septiembre.

El conflicto magisterial en Tamaulipas se originó por el incumplimiento de diversos acuerdos laborales por parte de la SET, entre los que destacan el pago puntual y completo de salarios y prestaciones, la basificación de personal interino y eventual, la asignación transparente y equitativa de plazas y horas, la regularización administrativa y académica de los centros educativos y la garantía de condiciones sanitarias óptimas para el regreso a clases presenciales.

Los maestros afiliados a la Sección 30 del SNTE manifestaron su inconformidad con la gestión de Lucía Aimé Castillo Pastor al frente de la SET y exigieron su renuncia inmediata. Sin embargo, el gobernador Américo Villarreal respaldó a su funcionaria y acusó al sindicato de tener intereses políticos y económicos detrás del movimiento.

Ante la falta de respuesta satisfactoria por parte del gobierno estatal, los maestros decidieron radicalizar sus acciones y realizaron marchas, bloqueos, plantones y tomas de instalaciones en todo el estado. Esto provocó una afectación a más del 80 por ciento de las escuelas públicas de educación básica en Tamaulipas.

La intervención del gobierno federal fue clave para lograr un acercamiento entre las partes y establecer una ruta para resolver el conflicto.

La Secretaria de Gobernación reconoció la disposición al diálogo del gobernador Villarreal y del líder sindical Rodríguez Treviño y reiteró el compromiso del gobierno federal con la educación pública y con los derechos laborales de los maestros.