Informe de Rivas con aciertos y desaciertos, asegura dirigente del SIN

NUEVO LAREDO, Tam.- Luego de señalar que en Nuevo Laredo el trabajo de las autoridades municipales fue aceptable, pero no suficiente, el secretario general del Sindicato Nacional de Infraestructura (SNI), Santos Francisco Hernández Aguilar calificó con un 8 el Segundo Informe del alcalde Enrique Rivas Cuéllar.

“Hay renglones que sí nos llamaron la atención porque se les vio la intención de resolver la situación pandémica, pero a mi parecer no fue suficiente el esfuerzo, porque pudieron ir más allá, la gente espera un poco más de sus autoridades y creo que dejaron un poquito qué desear”, mencionó el líder.

Entre los aciertos se refirió específicamente al renglón educativo, en donde las familias se vieron favorecidas con las becas adelantadas en forma oportuna y la distribución de libros de texto, así como el trabajo noble que realizó la primera dama, Adriana Herrera Zárate al frente del DIF, quien pudo llegar a los sectores más vulnerables de la ciudad con acciones de asistencia social.

“En estos tiempos de emergencia sanitaria, las familias quieren ver en forma tangible el apoyo del gobierno, saber que los gobernantes en turno se preocupan por sus necesidades y es ahí en donde la misma ciudadanía evalúa si hicieron bien su trabajo o no”, agregó Hernández Aguilar.

En cuanto a la obra pública, el líder del SNI fue enfático al mencionar que la pandemia rebasó por mucho lo que la ciudadanía esperaba, aspecto que atribuyó a una mala planeación de las acciones porque el trabajo no debió detenerse.

“Si bien es cierto que algunos trabajadores se fueron a aislamiento necesario, con las cuadrillas que quedaron pudieron haber emprendido acciones de bacheo y repavimentación de calles, y esto no lo digo nomás yo, mucha gente se queja del estado deplorable de las calles, cuando sus vehículos se descomponen”, agregó.

INVERSIÓN DUDOSA
Respecto a la inversión realizada, dijo desconocer si las cifras manejadas fueron las reales, tomando en cuenta una obra al poniente de la ciudad que fue severamente criticada por una diputada local, ya que se reportaba como realizada cuando en realidad ni siquiera se había movido una piedra en el lugar.

En Salud, dijo que el esfuerzo sí fue oportuno, pero el sentir de la población dejó entrever que no fue suficiente porque los paquetes sanitizantes que se obsequiaron eran de muy mala calidad.

Finalmente abordó el aspecto del marcado proselitismo que realizaron y realizan actualmente varios funcionarios municipales que aprovecharon la pandemia para llevar agua a su molino con el tema de las despensas.

“Yo no estoy de acuerdo que los políticos se aprovechen de la necesidad de la gente para hacerse una imagen, como lo podemos ver en fotos y videos que circulan en las redes sociales, son entes que sólo aparecen cuando van a haber elecciones y el resto del tiempo ni si quiera se sabe de ellos”, concluyó Hernández Aguilar.

About the author

Related