A consecuencia del frente frío que azota a Tamaulipas, se registró la muerte de una persona en la ciudad de Matamoros y se atendió a 180 personas en albergues.

Ayer, las temperaturas en territorio tamaulipeco no superaron los cinco grados centígrados, lo que provocó que los albergues en los municipios de la franja fronteriza dieran cobijo a decenas de indigentes y personas de escasos recursos que requerían esa protección.

Pedro Granados Ramírez, detalló que Nuevo Laredo, fueron 62 personas a las que se dio refugio en albergues habilitados en este municipio.

En Matamoros, agregó, que la cifra de refugiados es de 53, más 16 personas registradas en Reynosa.

Explicó que las temperaturas registradas en la frontera tamaulipeca rondaron entre 0 y 1 grados centígrados.

“En la frontera del estado tuvimos un descenso marcado en las temperaturas, todo el día el termómetro no superó los cinco grados centígrados en la mayoría de los municipios”.

En la zona sur de la entidad, en municipios de Mante, Altamira fueron dos las personas refugiadas en tanto que para Ciudad Madero y Tampico la cifra fue de nueve casos, la mayor parte de quienes llegan a un refugio es porque viven en condición de calle.

En el refugio, las autoridades ofrecen a las personas comida caliente, una cama, sábana y baños, para que éstos puedan ser utilizados en su beneficio.

Sobre la persona que perdió la vida en Matamoros es del sexo masculino, quien rondaba los 50 años de edad, y vivía en condiciones de calle, explicó.

Hoy, se espera que continúen bajas las temperaturas en la mayor parte del estado, aunque aumentarán de cinco a nueve grados centígrados para el estado de Tamaulipas, por lo que para el jueves regresará el termómetro a una temperatura de 15 a 22 grados.

Deja una respuesta