Después de permanecer con bajos niveles de agua el canal Rodhe durante cinco días, este afluente ya cuenta con el suficiente líquido normalizando la COMAPA de Reynosa el servicio a las colonias donde había poca o nula presión.
Gracias a la gestión de la presidente municipal, Dra. Maki Esther Ortiz Domínguez, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) tuvo a bien dispensar líquido para suministrar el canal antes citado y hacer llegar el agua cruda a la planta potabilizadora Pastor Lozano y así abastecer a la ciudad.
La CONAGUA hizo gestiones ante la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) en presa derivadora Anzaldúas, ubicada en el cauce del río Bravo, en cinco metros cúbicos por segundo para que COMAPA brinde el servicio de agua a la ciudad.
Para lo anterior, se encendieron los equipos 1 y 2 de la estación de bombeo Anzaldúas-Rodhe, que se ubica por la carretera Ribereña en el sector de Rancho Grande, para derivar al agua cruda del brazo de interconexión al canal Rodhe y de éste a la planta Pastor Lozano.
Entre ambos equipos se bombean 5,000 litros por segundo por 12 horas continuas durante tres días para contar con vital líquido durante cinco días, en este lapso tiempo se abrirá la compuerta de la presa Marte R. Gómez para iniciar los riegos de asiento del Distrito de Riego 026.
El agua rodada de esta presa tardará tres o cuatro días en llegar a Reynosa, ya que transita por gravedad por más de 120 kilómetros hasta llegar a la obra de toma en planta Pastor Lozano y así seguir dotando normalmente del servicio a la ciudad.